14 abr. 2011

La fe en Al-lah y su efecto en la vida del musulman



Alabado sea Al-lah, quien bien facilita a sus siervos adorarle. lo alabamos por allanarnos el camino de la obediencia. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Al-lah, único, quien no tiene copartícipes, y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero, que la paz y las bendiciones sean con él, con su familia, con sus compañeros, y con todos aquellos que sigan su guía..
Los politeístas de Quraish se acercaron al Mensajero de Al-lah, la paz y bendiciones de Al-lah sean con él, y le dijeron: ¡Muhammad! Danos la genealogía de este tu señor el que te mandó; y entonces Al-lah revela la sura siguiente: “Dí: Al-lah es el Unico, Al-lah es Eterno no engendró ni fue engendrado ni tiene quien se asemeje a Él” (Sura:El Monoteísmo, 112)
Por cierto que la ciencia más importante y noble es el conocimiento de Al-lah y la fe en Él por eso es que la fe en Al-lah es el primer pilar de los pilares del credo de los musulmanes.
¿En qué consiste la fe en Al-lah siervos de Al-lah? ¿Cuáles son las evidencias de su existencia? ¿Cuál es el derecho de Al-lah sobre sus siervos?

Con respecto al concepto de lo que es la fe en Al-lah decimos: es la creencia certera de que Al-lah es el Señor de la existencia, su soberano y dueño y su creador; y que es el único que merece la adoración del rezo, del ayuno, de la plegaria, de la esperanza, del temor reverencial, etc. Y que Él se tiene los atributos y nombres más perfectos libre de toda imperfección o disminución.

Ahora deben saber siervos de Al-lah que la fe monoteísta en Al-lah puede clasificarse en tres ámbitos diferentes: la fe en su Soberanía, la fe en su Divinidad y la fe en sus perfectos nombres y atributos y que esta fe no es válida si no alcanza los tres ámbitos mencionados.

Primero: la fe en la Soberanía (Tawhid ur Rububía): consiste en la creencia certera de que Al-lah es el Soberano y Señor de toda la existencia y que no hay otro señor como El. Que Al-lah es el Señor de los mundos y que El rige sobre sus criaturas a través de la creación, la dotación de sustento, la regencia de los asuntos, la dádiva de vida y la muerte.

Segundo: la fe en la Divinidad (Tawhid ul Uluhía): consiste en la creencia certera en que Al-lah es la única divinidad, que no hay más divinidad que él y que la adoración debe dedicarse exclusivamente a Él. El creyente debe dedicar exclusivamente sus distintos ritos y prácticas de adoración a Al-lah solamente y esto diferenciará al creyente del politeísta; y sobre esto se recompensará a la gente en esta vida y la otra por venir. Esta es la fe con la que se envió a los distintos profetas y mensajeros: “Y por cierto que a todos los Mensajeros que envié antes de ti [¡Oh, Muhammad!] les revelé que no existe más divinidad que Yo, [y les ordené:] ¡Adoradme sólo a Mí!” (Corán 21:25) Los incrédulos politeístas no rechazaban la Soberanía de Al-lah sino que su incredulidad se daba sobre todo en la divinidad única de Al-lah y el Corán nos aclara esto cuando dice que siendo que reconocían la Soberanía de Al-lah era contradictorio que dediquen las varias prácticas de adoración a otros fuera de Al-lah: “Y si les preguntas [¡Oh, Muhammad!] quién los ha creado, te responderán: ¡Al-lah! ¿Cómo entonces se descarrían?” (Corán 43:87). A esto comenta Ibn Kazir, Al-lah tenga piedad de él: “quiere decir que ante el hecho de que reconocen que Al-lah creó todo y que es el Soberano de todo aún así adoran a los que no tienen poder alguno y que eso es el colmo de la ignorancia y la estrechez de mente”.

Tercero: la fe en los atributos y nombres de Al-lah (Tawhid ul asma was sifat): consiste en la fe certera en que Al-lah tiene todos los atributos de la perfección y está libre de todo atributo de imperfección sin que haya similitud entre Al-lah y sus criaturas en ello, quien le atribuya esta semejanza comete incredulidad. Sin anular o rechazar los atributos y nombres que Al-lah atribuyó a si mismo o su mensajero lo hizo; quien cometa esto también cae en la incredulidad. Dijo Al-lah: “Es el Originador de los cielos y la Tierra; creó esposas de entre vosotros [para que encontréis en ellas sosiego], y a vuestros rebaños también los creó en parejas, y así es como os multiplicáis. No hay nada ni nadie semejante a Al-lah, y Él es Omnioyente, Omnividente” (Corán 42:11).
Es muy importante saber el derecho de Al-lah sobre sus siervos es que le adoren exclusiva y sinceramente a Él. Esto se hace efectivo creyendo con certeza en lo siguiente:
 
·        Que Al-lah únicamente es el Creador y que todo lo demás fuera de Él es creado y que Al-lah únicamente es el Señor y que todo lo demás fuera de Él es su siervo. Al-lah dijo: “Al-lah es el Creador de todas las cosas, y Él es su Amparador” (Corán 39:62), “Todos los que habitan en los cielos y en la Tierra se presentarán sumisos ante el Clemente” (Corán 19:93)
·        Es obligación del musulmán manifestar la unicidad de Al-lah a través de los ritos corporales de adoración, como el rezo, el ayuno y el sacrificio y a través de los ritos orales, como los juramentos plegarias e invocaciones.Al-lah dijo: “Diles: Por cierto que mi oración, mi oblación, mi vida y mi muerte pertenecen a Al-lah, Señor del Universo” (Corán 6:162) y el Profeta, la paz y bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “si pides, pídele a Al-lah y si pides ayuda pídesela a Al-lah y debes saber con certeza que si todas las criaturas se unen para beneficiarte no lo podrán hacer, excepto en algo que Al-lah te lo ha prescrito antes; y debes saber que si todas las criaturas se unen para dañarte no lo pueden hacer sino en lo que ha prescrito Al-lah antes”. Pero también debemos manifestar la unicidad de Al-lah en los ritos de adoración del corazón, como el temor o el amor por Al-lah que debe ponerse por encima de todo amor terrenal.
Es muy importante saber que la relación del ser humano con su Señor es directa sin intermediarios ni impedimentos. Al-lah dice: “Y si Mis siervos te preguntan por Mí [¡Oh, Muhammad!, diles] ciertamente estoy cerca de ellos. Respondo la súplica de quien Me invoca. Que me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán” (Corán 2:186).
Es muy importante saber que la fe en Al-lah reporta ingentes e inmensos beneficios, entre los cuales citamos:

1.     La paz y la guía plena. Al-lah dijo: “Quienes crean y no desacrediten su fe con ninguna injusticia [idolatría] serán quienes estarán a salvo, y son ellos los encaminados” (Corán 6:82).
2.     La fe en Al-lah es en sí una forma de obediencia a Al-lah y El la recompensará. Al-lah dijo: “Decid: Creemos en Al-lah y en lo que nos fue revelado, en lo que reveló a Abraham, a Ismael, Isaac, Jacob y las doce tribus [descendientes de los hijos de Jacob], y lo que reveló a Moisés, Jesús y a los Profetas. No discriminamos entre ellos, y nos sometemos a Él” (Corán 2:136).
3.     Permite entrar al paraíso y salvarse del infierno. Al-lah dijo: “Ciertamente Al-lah introducirá a los creyentes que obran rectamente en jardines por donde corren los ríos. En cambio, los incrédulos gozarán [en esta vida] transitoriamente y comerán como lo hacen los rebaños, y [en la otra] tendrán el Infierno por morada” (Corán 47:12)
4.     Da una vida plena. Al-lah dijo: “Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras” (Corán 16:97).
5.     Genera la profusión de bendiciones y sustento de la tierra y los cielos. Al-lah dijo: “Y si los habitantes de las ciudades [a las que les enviamos Nuestros Mensajeros] hubieran creído y no hubiesen persistido en su incredulidad, habríamos abierto para ellos las bendiciones del cielo [las lluvias] y de la tierra [los cultivos y frutos]; pero desmintieron [Nuestros signos] y les castigamos por lo que habían cometido”.  (Corán 7:96).
6.     Es fortaleza para el corazón y guía hacia el bien. Al-lah dijo: “Quien crea en Al-lah, Él fortalecerá su corazón”. (Corán 64:11)
7.     Aumenta la certeza y consolida la creencia. Al-lah dijo: “Y a quienes siguen la guía, Él les incrementará su fe y les facilitará obrar piadosamente” (Corán 47:17)
8.     Salva de la perdición. Al-lah dijo: “Juro por el transcurso del tiempo. Que ciertamente los hombres están perdidos. Salvo aquellos que creen, obran rectamente, se aconsejan mutuamente cumplir cabalmente [con los preceptos divinos] y ser pacientes y perseverantes” (Corán 103)
9.     Concede la alianza con Al-lah y su protección. Al-lah dijo: “Al-lah sólo protege a los creyentes, y los incrédulos no tienen protector alguno” (Corán 47:11)
10. Concede la defensa de Al-lah. Al-lah dijo: “Por cierto que Al-lah defiende a los creyentes” (Corán 22:38)
11. Es causa de la expiación de pecados. Al-lah dijo: “En cambio, a quienes tengan fe, obren rectamente y crean en lo que fue revelado a Muhammad, que es la Verdad que proviene de su Señor, Él les perdonará sus pecados y hará que prosperen” (Corán 47:2)
12. La elevación y el ascenso. Al-lah dijo: “Y sabed que Al-lah elevará en grados a los creyentes y a quienes agracie con el conocimiento” (Corán 58:11)

No hay comentarios.: