22 nov. 2009

Diez primeros dias de Zul Hiyya.

El Mensajero de Allah (P y B) expresó que son los mejores días de este mundo, Ibn ‘Umar narró que el Mensajero de Allah (P y B) dijo: “No existen mejores días para Allah que los diez primeros de Dhul Hiyyah. Incrementad el recuerdo de Allah diciendo la ilaha illa Allah, Allahu akbar y Al hamdu lillah (No hay más divinidad que Allah, Allah es el más grande y alabado sea Allah)” At Tabarani.

Entre sus días está el día de ‘Arafat que es el más importante del Hayy (la Peregrinación), en él hay perdón de los pecados y salvación del Fuego. Éste es un día en que los pecados son perdonados, es un día de salvación del castigo del Fuego.
Y en ellos se realizan las mejores formas de adoración. Dijo Ibn Hayar en Fath Al Bari: “Lo que se evidencia en la importancia de los diez primeros días de Dhul Hiyyah es que se realizan las mejores formas de adoración, como la oración, el ayuno, la caridad y la peregrinación”.
Al comprender la importancia de estos días, el siervo debe aumentar su obediencia, podemos citar algunas de las obras recomendables a realizar:
1. Las mejores obras son cumplir con el Hayy y la ´Umrah, el Profeta (P y B) dijo: “Realizar ´Umrah sirve de expiación de las faltas, y el Hayy realizado correctamente no tiene otra recompensa que el Paraíso”.
2. Ayunar, pues es una obra piadosa y una de las más amadas por Allah. Él dijo: “Todas las obras son para el hijo de Adán excepto el ayuno que es para Mi, y Yo lo recompensaré enormemente”. Es Sunnah ayunar el día de ´Arafat (9 de Dhul Hiyyah), el Profeta dijo: “Ayunar el día de ´Arafat sirve de expiación de las faltas de dos años”.
3. Rezar, es decir, cumplir en la manera posible las oraciones en comunidad e incrementar las oraciones voluntarias. El Profeta (P y B) dijo: “El siervo continuará acercándose a Mi por medio de las obras voluntarias hasta que lo ame”.
4. Declarar la grandeza de Allah (decir Allahu akbar), alabarlo (decir al hamdu lillah), y recordarlo. Ibn ‘Umar narró que el Mensajero de Allah (P y B) dijo: “No existen mejores días para Allah que los diez primeros de Dhul Hiyyah. Incrementad el recuerdo de Allah diciendo la ilaha illa Allah, Allahu akbar y Al hamdu lillah (No hay más divinidad que Allah, Allah es el más grande y alabado sea Allah)”.
5. Realizar la ofrenda de un cordero. Allah estableció que el sacrificio de un animal fuese una Sunnah de la nación islámica, y además el Profeta (P y B) recomendó: “Quien desee cumplir con el sacrificio de un animal, que durante los diez primeros días (de Dhul Hiyyah) no se recorte el cabello (ni vello del cuerpo) ni las uñas” Ahmad y Muslim. En caso de poner la intención cuando ya pasaron algunos de los diez días, es a partir de ese momento que debe cumplir con esta prescripción. Esta norma es especial para quien paga o encarga el cordero a ofrendar, no para quien lo sacrifica, ni tampoco para aquellos que están bajo su cargo; porque el Profeta (P y B) sacrificó un cordero por él y por los miembros de su familia, pero no les ordenó a ellos que no se cortasen el cabello o las uñas. En caso de que alguien haya puesto la intención de realizar la ofrenda y se recortase el cabello o las uñas deberá arrepentirse ante Allah y no tendrá que realizar ninguna expiación, este acto no impide cumplir con el sacrificio. En caso de cortarse las uñas por olvido esto no se considerará una falta, como tampoco en caso de quebrársele, y lo mismo ocurre si debe afeitarse alguna zona del cuerpo para curar una herida.

No hay comentarios.: